lunes, 7 de diciembre de 2015

New York Cheesecake de Mascarpone

Buenos días!!

Para los que esteis de puente disfrutad y para los que no como es mi caso, al menos aprovechad bien los festivos que para eso están ;)



Hoy os traigo una receta de cheesecake basada en una del libro "Objetivo: Tarta Perfecta" de Alma Obregón (que tengo firmado por la autora,por cierto jejeje) pero con alguna variación. Lleva un poco más de trabajo que otras que os tengo traído pero el sabor lo vale, está buenísima no, lo siguiente.

Ingredientes:
( yo uso un molde desmontable de 24 cm que si no las tartas no me llegan a nada)

  • 350 gr de galletas tipo Digestive
  • 100 gr de mantequilla
  • 750 gr de queso mascarpone
  • 250 gr de queso de untar natural
  • 200 gr de azúcar ecológico
  • 3 cucharadas de harina
  • 5 huevos camperos bien grandotes
  • 90 gr de nata para montar
  • 400 gr de frambruesas
  • 2 cucharadas de maicena 


Elaboración:

  • Triturar las galletas bien dentro de una bolsa de congelar y golpeando con algo duro, bien con la thermomix u otro robot de cocina.
  • Calentar la mantequilla en un cazo y mezclarla con las galletas de manera que se haga una pasta.
  • Precalentamos el horno a 180º. 


  • Forrar el molde con esa pasta, tanto el fondo como los laterales (bien altos) sin que queden huecos y meter en la nevera para que endurezca.
  • Mientras tanto, batir el mascarpone con 130 gr de azúcar, añadir el queso de untar y la harina sin parar de batir.
  • Ir añadiendo uno a uno los huevos mientras se bate y por último la nata de montar.
  • Horneamos primero durante 15 minutos a 180º y luego lo bajamos a 125º durante 60 minutos.

Hago la capa de galleta gordita porque me encanta el contraste

  • Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Ojo!! Sin desmoldar!!
  • Cuando ya no esté muy caliente separamos con una espátula metálica del molde y lo metemos durante toda la noche en la nevera.
  • Al día siguiente, una hora y media como mínimo antes de servir, verter casi todas las frambruesas en un cazo junto con el azúcar restante y la maicena y calentar lentamente. Puedes aplastar un poco las frambuesas para acelerar el proceso ( yo me estreso muy pronto).
  • Retirar del fuego y dejar enfriar.
  • Media hora antes de servir sacar la tarta de la nevera y desmoldar. Verter parte de la salsa por encima y adornar con las frambuesas reservadas. La salsa sobrante la presentas en una salsera o un recipiente bonito ( yo siempre me echo ración doble de salsa).



Y ya está!! Espero que la intenteis hacer porque está muy, muy rica! Vale que no soy muy objetiva porque soy muy fan del mascarpone, pero de verdad que la teneis que probar ;)

Saludos queseros y hasta la próxima!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario